Arriba

Arriba

martes, 24 de abril de 2012

Historia de las mujeres filósofas / Gilles Ménage



Este es otro de los libros del tintero. Me lo compré en la feria del libro del año pasado junto con, entre otros, "Lady sings the Blues" (autobiografía de Billie Holiday)  y cayeron ambos en un pliqui, ¡qué manera de absorberme, por dios!.

Este me lo pillé simplemente por el título y la edición, que me encanta, de las que la portada tienen como tacto a goma... Lo vi finito, el tamaño de letra era amigable y buen papel, merecía la pena correr el riesgo.
Lo empecé en el Retiro.

Resulta que el tal Gilles no es un notas contemporáneo ni el libro este es moderno como imaginaba, en realidad el tío este vivió en el Siglo XVII y la novela esta es de 1690. Te cagas. Así que empecé a flipármelo desde el principio. Como me dicen los compañeros de trabajo "Joder, siempre andas con autores muertos."

A la novela le precede un prólogo hecho por  Rosa Rius Gatell que bien podría ser la reseña, pero me parecía demasiado transcribir y muy poco pensar. Nos cuenta quién era el autor y de dónde sale el libro en sí.

"¿Quién fue Gilles Ménage? Alguien que se ocupó en profundidad de la lengua francesa; el creador del Dictonnaire étymologique ou Origenes de la langue françoise. Es lo que conmunmente se sabe de él, autoridad distinguida por ser 'Doctor' en griego y latín, y gran conocedor de la lengua italiana. Se acepta habitualmente que Molière lo caricaturizó e inmortalizó bajo los rasgos del pedante Vadius en Las mujeres sabias (1672, acto III, escena III)."

Resumiendo un poco, este tío destacó en el mundo de las letras. Tenía unas colegas con las que se juntaba y supongo que para ganarse algún favorcillo que otro les dedicó este libro.

"A finales del siglo XVII se publicaba por primera vez un libro titulado Historia mulierum philosopharum (Lyon, 1690). La obra se debía a Gilles Ménage (1613-1692), latinista y gramático de fama. (...) El libro iba dedicado a Anne Lefebvre (o Le Fèvre) Dacier (1647?-1720), 'la más sabia de las mujeres actuales y del pasado', intelectual francesa, editora y traductora de numerosos clásicos griegos y latinos. De ella escribió Voltaire: 'Madame Dacier es uno de los prodigios del siglo de Luis XIV'"

En este artículo de El País se habla de las colegas a las que me refiero. Llamadas "Las preciosas". Acabo de flipar al encontrarme ese artículo.

Volviendo al libro. En él ha recopilado un listado de mujeres que quizás no eran todas filósofas, pero por lo menos se movían en el mundillo o vivían con filósofos (familia, alumnas, amantes). Las fuentes en que se basa son textos clásicos y el libro está atiborrado de citas.
 Lo que ocurre con muchos escritos antiguos es que de una misma historia se encuentran mil versiones, y la misma historia se cuenta de varias personas distintas.


Timica (ca. siglo IV a.C.).
San Ambrosio recogió esta historia en el libro II, capítulo IV, de su De la virginidad, con estas palabras:
Una de las jóvenes pitagóricas es celebrada por esta leyenda. Cuando fue forzada por un tirano a traicionar un secreto, para no permitir que le sacara la confesión por la fuerza de la tortura, se cortó la lengua de un mordisco y la escuipió a la cara del tirano, de manera que no pudiera continuar interrogándola el que no paraba de hacerlo. De fuerte ánimo, aunque, sin embargo, embarazada, ejemplo éste de que fue vencida por los deseos de su reserva y castidad, ella no pudo ser sometida por las torturas. Así pues, la que pudo guardar un secreto de la mente, no ocultó el oprobio del cuerpo.
(...) Tertuliano atribuye algo similar a Leena, una meretriz ateniense. Dice en el Sermón a los mártires:
Así la cortesana ateniense no cedió al verdugo! Ella, conocedora de la conjuración, cuando fue interrogada por este motivo no traicionó a los conjurados y al final escupió a la cara del tirano su lengua, que se había cercenado de un mordisco, para que supiera que las torturas, aunque continuaran, no conseguirían nada.
Pero otros escritores que recuerdan la firmeza de Leena, como Plinio, Plutarco, Pasanias, Ateneo, no dicen nada de la lengua cortada por los dientes. Valerio Máximo, Plinio, Laercio y Filón el Judío lo atribuyen a Anazarco; Livio, a Teodoro de Siracusa, y san Jerónimo a un joven, pero por otro motivo, en su Vida de san Pablo, el primer eremita. (...) Observamos también que esta historia de Timica es atribuída a la pitagórica Teano en un códice de la Biblioteca Real."

Por eso el autor hace bien en poner las fuentes literalmente. ¡Eh, que yo no he sido! ¡Lo dicen ellos!

Clasifica a las mujeres en función de la escuela a la que pertenecían o de la que se rodeaban: pitagóricas, cínicas, epicúreas, platónicas, etc.
Recuerdo una clase de Historia de la Filosofía en la uni, en la que el profesor (León Florido) nos habló sobre las mujeres filósofas. Que no habían muchas, o no se había escrito sobre muchas, pero recuerdo que me quedé con dos datos: el término "hetaira" y el nombre de "Aspasia".

Lo de "Hetaira" al parecer es como se llamaba a las mujeres liberales en la época. Para la mayoría en esa época, una mujer liberal era una puta. Vivían rodeadas de hombres y se inmiscuían en asuntos filosóficos. Pero claro, eran víctima de múltiples críticas por su forma de actuar.
Y "Aspasia" fue primero amante y luego mujer de Pericles que, para el que no lo sepa, fue estratega, pensador, político y, en resumidas cuentas, puto amo de Grecia en lo que se llamó el siglo de Pericles. Fue democráticamente elegido como gobernador de Atenas del 445 al 429 a.C.
Por lo que hay escrito, esa tía tenía que ser la ostia.

"ASPASIA (ca. 470-410 a.C.) Milesia, hija de Axíoco. Enseñó retórica a Pericles y retórica y filosofía a Sócrates. (...) Suidas en "Aspasia" y el escoliasta de Aristófanes en Los acarnienses la llaman "sofista" y, lo que es rarísimo en su sexo, "maestra de elocuencia". Nos indica Ateneo, en el libro V, que también fue poeta y que muchos de sus versos fueron publicados por Heródico Cratecio.
(...)
Oigamos también qué dice, acerca de Aspasia, el propio Plutarco en su "Pericles":

(..) dicen que Pericles eligió a Aspasia porque era prudente y experta en cuestiones políticas. También el propio Sócrates la frecuentó con sus íntimos. Los socráticos llevaban a sus mujeres a escucharla, aunque tuviera una escuela poco decorosa y honesta, pues criaba jóvenes que hacían negocio con sus cuerpos
Asimismo, Plutarco narra que Aspasia fue acusada por el comediógrafo Hermipo de impiedad y de llevar a la prostitución a mujeres libres, de las que se servía Pericles." 
La verdad es que fue un subidón encontrar esta y más información sobre la susodicha.
Otra de mis preferidas ha sido Hiparquia, de la escuela cínica.

"ésta fue una cínica muy auténtica, es decir, enemiga de la vergüenza, pues con Crates incluso usaba públicamente del matrimonio, lo que es sorprendente en una mujer, pues las mujeres son amantes del pudor. (...)
Se conservan en el libro III de la Antología este epigrama de Antíparo, dedicado a Hiparquia y titulado "A las mujeres":
Yo, Hiparquia, no seguí las costumbres del sexo femenino, sino que con corazón varonil seguí a los fuertes perros. No me gustó el manto sujeto con la fíbula, ni el pie calzado y mi cinta se olvidó el perfume. Voy descalza, con un bastón, un vestido me cubre los miembros y tengo la dura tierra en vez de un lecho. Soy dueña de mi vida para saber tanto y más que las ménades para cazar."
Concluyendo, que si os gusta la filosofía y queréis curiosear un poco sobre el papel de las mujeres en la filosofía (clásica) este libro está más que recomendado.
Os dejo con un par de filósofas más...

*****************************

"Teano (siglo VI a.C). La más famosa de las pitagóricas según Porfirio.
Laercio que fue hija de Pitágoras, mientras que otros, esposa de Brontino y discípula de Pitágoras. Asimismo Porfirio dice que fue esposa de Pitágoras. Pero el autor anónimo de la Vida de Pitágoras, según Focio, la considera hija y discípula del filósofo. Hermesianacte de Colofón, poeta elegíaco citado anteriormente al hablar de Leoncio, se suma a la opinión e los que hacen a Teano esposa de Pitágoras (...) dice que Teano ardió en amor insano por Pitágoras.
Con esta locura se encadenó Teano a Pitágoras, que descubrió las circunvoluciones y enlaces de las líneas geométricas y calculó en una pequeña esfera el éter que rodea el mundo y todas las cosas.
(...) Volviendo a Teano, se dice que, al interrogársele sobre el tiempo que tarda una mujer en purificarse después de haber mantenido relaciones íntimas con un varón , ésta respondió: 'inmediatamente, si es con el varón propio; nunca, si es con otro'."





"Temistoclea (siglo VI a.C.). Hermana de Pitágoras, si damos crédito a Laercio y a Suidas.
Las palabras de Laercio en su 'Vida de Pitágoras" son las siguientes:
Aristoxeno dice que Pitágoras aprendió de su hermana Temistoclea la mayoría de las doctrinas morales."