Arriba

Arriba

martes, 24 de noviembre de 2009

El arte de amar / Erich Fromm


Vamos con Fromm.
El segundo de él que cae.
El primero fue Ética y Psicoanálisis, del que puse una entrada en su día. A propósito de ese libro, voy a recomendarles otra librería, que además está muy cerca de esa librería de segunda mano que ya he recomendado en alguna otra ocasión (ver entrada de El inmoralista/André Gide). La que nos ocupa también se encuentra en la calle Fernando el Católico, pero tirando más hacia Moncloa, en concreto en el nº 86, en frente de las paradas del 16 y del 61, autobuses que he estado cogiendo durante años. Esa es la razón por la que tantas veces he acabado con la nariz pegada al escaparate. Se llama Juan Rulfo y es una filial del Fondo de Cultura Económica (precisamente la editorial del ejemplar de Ética y Psicoanálisis). Sobre el Fondo de Cultura Económica me hablaron en una asignatura de la carrera, "Historia de la cultura escrita: evolución material", en el tema sobre el libro en el Siglo XX. Te tenías que aprender unas cuantas editoriales. ¡Ah! ¡Un inciso! ¡Curiosidades editoriales! Seguro que todos conocerán la editorial Espasa-Calpe. Bueno, en sus orígenes eran dos editoriales independientes. Por un lado Calpe, en 1923 contaba con más de 1100 títulos para comercializar, y el fucking boss de la empresa (un tal Nicolás María Urgoiti, ¡aúpa!) sabía de quién rodearse: Ortega y Gasset y Menéndez Pidal (confeccionó el primer diccionario de la editorial) entre otros. A destacar su colección de Clásicos Universales, que es como la mamá de la colección Austral, una de las primeras colecciones de libro de bolsillo. Y en cuanto a Espasa, nació en 1860 como una casa de suscripciones, y lo llevaban dos hermanos "Hermanos Espasa", que fue la primera denominación. Luego se quedó sólo uno, que en 1861 se unió con su hermano político: Manuel Salvat. ¡Flipa! ¡El de Salvat! Si es que todo queda en familia. Unas décadas después empezaron con la Enciclopedia Espasa. Finalmente, en 1922 (más o menos cuando empiezan con la colección austral), se asocia con Calpe, naciendo así la editorial Espasa-Calpe.
Volviendo al Fondo de Cultura Económica, llevan publicando desde 1934 cuando fue fundada por Daniel Cosío Villegas. La finalidad de la editorial era principalmente didáctica: economía, políticas, derecho, filosofías, sociología, historia... Así que tanto la librería como la editorial siempre serán buenas referencias para localizar este tipo de obras. Les dejo el link de la librería (afincada en el dominio de la editorial): Librería Juan Rulfo.

Vamos concretando.

Lo que más me ha sorprendido conforme preparaba la entrada ha sido encontrar partes de la obra en páginas web del Opus Dei, joder, con lo libreral que era el jambo este. La impresión que me dal al leer a Fromm, es que es un tipo sin mayor pretensión que la de exponer aspectos psicológicos/sociológicos sin juzgar a las personas. Como buen pensante liberal.

"Como la mayoría de la gente une el deseo sexual a la idea del amor, con facilidad incurre en el error de creer que se ama cuando se desea físicamente. El amor puede inspirar el deseo de la unión sexual; en tal caso, la relación física hallase libre de avidez, del deseo de conquistar o ser conquistado, pero está fundido con la ternura. Si el deseo de unión física no está estimulado por el amor, si el amor erótico no es a la vez amor fraterno, jamás conduce a la unión salvo en un sentido orgiástico y transitorio. La atracción sexual crea, por un momento, la ilusión de la unión, pero, sin amor, tal "unión" deja a los desconocidos tan separados como antes. -a veces los hace avergonzarse el uno del otro, o aun odiarse recíprocamente, porque, cuando la ilusión se desvanece, sienten su separación más agudamente que antes-."

Visto lo visto, parece que lo tiene claro. Mas no por ello critica a los que elijan formar parte de ese tipo de no-uniones. Y no sé por qué intuyo que a este mismo párrafo alguno del Opus Dei le añadiría un: "y además es pecado e irán al infierno".

A parte de la importancia que le da al tema tema de la relación amor-sexo, Fromm hace hincapié en que no existe un único tipo de amor, sino varios: fraternal, materno, erótico, religioso y propio. Muy acertado si lo pensamos bien.

Me ha chocado un poco la apreciación que hace sobre la homosexualidad, al loro que cae la bomba: "La polaridad masculino-femenina es también la base de la creatividad interpersonal. Ello se evidencia biológicamente en el hecho de que la unión del esperma y el óvulo constituyen la base para el nacimiento de un niño. Y la situación es la misma en el dominio puramente psíquico; en el amor entre hombre y mujer, cada uno vuelve a nacer. (La desviación homosexual es un fracaso en el logro de esa unión polarizada, y por eso el homosexual sufre el dolor de la separatidad nunca resuelta, fracaso que comparte, sin embargo, con el heterosexual corriente que no puede amar.)"
A día de hoy, esa afirmación le conllevaría recibir un aluvión de denuncias por parte de más de un colectivo. Yo no creo que esté diciendo nada ofensivo, sino que más bien da una explicación a esa posible "angustia" (que no fracaso, creo yo) que puedan sentir algunos de los que no encuentren finalmente su sitio (o no les dejen encontrarlo).

Sobre la fe también tiene para dar y tomar, puesto que amor y fe (y de esto estoy completamente segura sin necesidad de leérselo a ningún gran pensador) están íntimamente unidos. En palabras de nuestro amigo Erich: "El amor es un acto de fe, y quien tenga poca fe también tiene poco amor."

Otro de los aspectos que ya aparecían en "Ética y psicoanálisis" es la caracterización del hombre moderno como mercantil, comerciante de cualquier objeto susceptible de ser canjeado, y por objeto entendemos tanto a nivel material como espiritual. Siempre esperando a recibir algo a cambio. Ese algo, ese SOMA (acogiéndome al paralelismo que plantea con El Mundo Feliz de Huxley) que adopta multitud de formas.
"El hombre moderno está actualmente muy cerca de la imagen que Huxley describe en Un mundo feliz: bien alimentado, bien vestido, sexualmente satisfecho, y no obstante sin yo, sin contacto alguno, salvo el más superficial, con sus semejantes, guiado por los lemas que Huxley formula tan sucintamente, tales como: "Cuando el individuo siente, la comunidad tambalea"; o "Nunca dejes para mañana la diversión que puedes conseguir hoy", o, como afirmación final: "Todo el mundo es feliz hoy en día." La felicidad del hombre moderno consiste en "divertirse". Divertirse significa la satisfacción de consumir y asimilar artículos, espectáculos, comida, bebidas, cigarrillos, gente, conferencias, libros, películas; todo se consume, se traga. El mundo es un enorme objeto de nuestro apetito, una gran manzana, una gran botella, un enorme pecho; todos succionamos, los eternamente expectantes, los esperanzados -y los eternamente desilusionados-. Nuestro carácter está equipado para intercambiar y recibir, para traficar y consumir; todo, tanto los objetos materiales, como los espirituales, se convierten en objeto de intercambio y de consumo."

Por último voy a destacar un tema que critica Fromm y considero que sigue de actualidad. Es el asunto de la "igualdad".
"La proposición de la filosofía del iluminismo, l´ame n'a pas de sexe, el alma no tiene sexo, se ha convertido en práctica general. La polaridad de los sexos está desapareciendo, y con ella el amor erótico, que se basa en dicha polaridad. Hombres y mujeres son idénticos, no iguales como polos opuestos. La sociedad contemporánea predica el ideal de la igualdad no individualizada, porque necesita átomos humanos, todos idénticos, para hacerlos funcionar en masa, suavemente, sin fricción; todos obedecen las mismas órdenes, y no obstante, todos están convencidos de que siguen sus propios deseos. Así como la moderna producción en masa requiere la estandarización de los productos, así el proceso social requiere la estandarización del hombre, y esa estandarización es llamada "igualdad"."
En la época (y Pais) en que nos encontramos, sabemos todos mucho sobre ese tema. ¡Si hasta financiamos un Ministerio, compuesto por expertos en el tema, de Igualdad! Un Ministerio con algunas incicativas, ustedes me perdonen, que si las llamo absurdas, me quedo corta. Estamos de acuerdo en que por ser de un sexo u otro no deben hacerse distinciones a la hora de recibir un sueldo u ocupar un puesto, cierto es. Pero, como suele ocurrir, esto se lleva al extremo, hasta el punto de tratar de regular por ley, lo que debería estar sujeto a la razón. No me parece de recibo que tenga que haber un porcentaje especificado de mujeres en algunos puestos de trabajo. ¿Y si las mujeres que ahí trabajan son unas energúmenas integrales? ¿qué? ¿eh? ¿pasaran a ocupar puestos de responsabilidad por no tener colgajo entre las patas? Genial. Por no hablar de que en muchos asuntos judiciales el hombre se ve claramente desfavorecido ante la mujer. Ya saben, el chiste de la Barbie divorciada: que viene con el coche de Ken, la casa de Ken, los hijos de Ken... ¿Dónde está el ministerio de igualdad ante las muchas injusticias que padecen a veces los hombres? Cuánta gilipollez. ¿Igualdad para quién y según el criterio de quién? ¿De esas que se quieren llamar miembras y modificar la lengua castellana por ... que sí? ¿Por ser progres chupiguays de la muerte? Sí, merecemos las mismas oportunidades, con los mismos derechos... y con las mismas obligaciones. Pero somos diferentes. A mí que sigan cediéndome el asiento y dejándome pasar primero, aunque suene arcaico, no me ofendo. No me siento inferior ni menospreciada. Somos animales, joder: machos, hembras y cachorros. Mamíferos. Sociales.
Cito a Kundera en La insoportable levedad del ser cuando dice lo de: "Rebelarse contra el hecho de ser mujer le parece igual de necio que enorgullecerse de ello." ¡Ese es mi lema!

Pues eso, que el Fromm es bastante legible y quien guste de estos asuntos que nos ocupan, disfrutará leyéndole.




Y si alguno puede/quiere imprimirse la obra, hela aquí:

El arte de amar (formato .pdf)


Hasta la próxima, amigos...

***************************

"La mayoría de la gente ni siquiera tiene conciencia de su necesidad de conformismo. Viven con la ilusión de que son individualistas, de que han llegado a determinadas conclusiones como resultado de sus propios pensamientos – y que simplemente sucede que sus ideas son iguales que las de la mayoría. El consenso de todos sirve como prueba de la corrección de 'sus' ideas."






"El amor erótico es exclusivo, pero ama en la otra persona a toda la humanidad, a todo lo que vive. Es exclusivo sólo en el sentido de que puedo fundirme plena e intensamente con una sola persona. El amor erótico excluye el amor por los demás sólo en el sentido de la fusión erótica, de un compromiso total en todos los aspectos de la vida, pero no en el sentido de un amor fraterno profundo."








"lo menos que puede decirse del amor es que implica una reacción a las necesidades inexpresadas entre dos seres."







"La historia de la ciencia está llena de ejemplos de fe en la razón y en las visiones de la verdad. Copérnico, Kepler, Galileo y Newton estaban imbuidos de una inconmovible fe en la razón. Por ella Bruno murió quemado en la hoguera y Spinoza sufrió la excomunión. A cada paso, desde la concepción de una visión racional hasta la formulación de una teoría, es necesaria la fe; fe en la visión de una finalidad racionalmente válida que alcanzar, fe en la hipótesis como una proposición probable y plausible, y fe en la teoría final, al menos hasta que se llegue a un consenso general acerca de su validez. Esa fe está arraigada en la propia experiencia, en la confianza en el propio poder de pensamiento, observación y juicio. Al tiempo que la fe irracional es la aceptación de algo como verdadero sólo porque así lo afirma una autoridad o la mayoría, la fe racional tiene sus raíces en una convicción independiente basada en el propio pensamiento y observación productivos, a pesar de la opinión de la mayoría."









"Sólo la persona que tiene fe en sí misma puede ser fiel a los demás, pues sólo ella puede estar segura de que será en el futuro igual a lo que es hoy y, por lo tanto, de que sentirá y actuará como ahora espera hacerlo. La fe en uno mismo es una condición de nuestra capacidad de prometer, y puesto que, como dice Nietzsche, el hombre puede definirse por su capacidad de prometer, la fe es una de las condiciones de la existencia humana. Lo que importa en relación con el amor es la fe en el propio amor; en su capacidad de producir amor en los demás, y en su confianza."







"Tener fe requiere coraje, la capacidad de correr un riesgo, la disposición a aceptar incluso el dolor y la desilusión. Quien insiste en la seguridad y la tranquilidad como condiciones primarias de la vida no puede tener fe; quien se encierra en un sistema de defensa, donde la distancia y la posesión constituyen los medios que dan seguridad, se convierte en un prisionero. Ser amado, y amar, requiere coraje, la valentía de atribuir a ciertos valores fundamental importancia -y de dar el salto y apostar todo a esos valores-."

5 comentarios:

Azhaag dijo...

Sigue leyendo, por favor.
No me canso de leer tus reseñas sobre los libros y las antologías que rescatas de estos.

Un saludo.

Azhaag

Redwine dijo...

Qué interesante, me ha hecho pensar... sobre todo lo de la fe, no lo veo muy claro:

"Sólo la persona que tiene fe en sí misma puede ser fiel a los demás, pues sólo ella puede estar segura de que será en el futuro igual a lo que es hoy y, por lo tanto, de que sentirá y actuará como ahora espera hacerlo”

Pero, ¿quién puede estar seguro de eso? parece que para Fromm la fe implique renunciar a la duda, o a cambiar con el tiempo, que sea algo inamovible... Amén a lo demás, sobre todo cuando dice:

"La mayoría de la gente ni siquiera tiene conciencia de su necesidad de conformismo..."

Bicos

ALEIVE dijo...

Hola que tal, soy Alejandro Solòrzano , Te interesa poner anuncios de texto en tus blog.
Puedes ganar hasta 50 euros AL MES por cada blog o web.

Le rogamos nos remita los blogs , para poder revisarlos y calcular el nº de entradas aceptadas.



Alejandro Solórzano


Tel: (503) - 74532917



Msn / Messenger : alejandromd5@hotmail.com



Persona de contacto : Oscar Alejandro Solorzano




Saludos cordiales.

Empleado de almacén número cuatro, abriéndose camino dijo...

Chapeu por lo que has dicho sobre la igualdad, la mujer...

Bon voyage.

Katrina Van Dassos dijo...

-¿Has estado alguna vez enamorado?...