Arriba

Arriba

martes, 5 de agosto de 2008

Escoria / Irvine Welsh


Ante todo gracias por el interés prestado y mis disculpas por el ritmo de actualización. El verano roba horas como un loco. Peeero, seguimos.

Y menuda bofetada de libro: plas, plas. ¿Qué? ¿Que no me acordaba de Irvine Welsh?, pues en vena. Menudo chute de libro. Qué personaje más jarto, los que hayan leído Trainspotting (en su defecto habe rvisto la película) háganse a la idea de Sick Boy elevado al cubo, pero encima siendo inspector de policía. Para los que no conozcan Trainspotting les diré que el protagonista es un madero corrupto, putero y misógino, drogadicto, racista y ególatra.

El probe hombre padece dolencias estomacales y un sarpullido que le come desde la rabadilla hasta el ombligo. Dichas dolencias resultarán ser a causa de un compañero parásito, la Tenia que, en este caso, es algo así como su conciencia. Suelta unos monólogos brutales, y la tipografía cambia que flipas. Aparece el texto detrás, en el que Robertson estará poniendo a parir a alguien o dándole a algún vicio, y mientras tanto sobre ello hay dibujada una especie de nube alargada en la que aparece el texto en negrita que se corresponde con el pensamiento de la Tenia. Por lo tanto de lo que le esté pasando a Robertson (en la realidad o por su imaginación) sólo lees la mitad de la primera y última palabra de cada línea.

El otro momento en que cambia la tipografía es cuando habla Carole, la mujer del madero, que no está en casa sino con sus padres y su hija. Pocas intervenciones, pero bastante reveladoras.

En lo referente a la trama: investigación policial (y sus métodos) y el día a día de Robertson (y su Tenia). Trepidante. Poco poco vas "entendiendo" su comportamiento. Introducción, nudo y desenlace. Como está mandao.
La verdad es que me he reído MUCHO, el tío es un desfasao. Si a alguno le irrita leer barbaridades, mejor que no abra el libro. Humor, humor. Respecto a su comportamiento y forma de pensar personalmente me descojono viva.


No puede haber alguien que sea así. Sin más. ¿Tooooooooodas esas actitudes en un pavo? No me lo creo. Te da demasiado asco. Pero cómo me lo he pasado con el libro. Y me fliiiiiipa cómo juega con la forma el Welsh siempre....

¡Ah! Olvidaba los cameos: Cola, Porno y Trainspotting. Aparecen los arrabaleros habituales, ¡oh sí!


"Es obvio que esos cabrones están vendiendo drogas desde allí, no hay más que ver a las putas heces que entran y salen: Keasbo Halcrow, Nelli McIntosh, Spud Murphy, Jhonyy Swan,
Simon Williamson
, Raymie Airlie, Juice Terry y todos esos capullos casuals y maquineros bajo
el sol."


"-¿Quién sale hoy en el Screws?-, le pregunto a Peter Inglis, que tiene el periódico abierto.
-Nikki, de Somerset. Buen par de tetas. La muy guarra se pellizcó los pezones para la foto. Los tiene como los pulgares de un piloto de combate."



********

"Pero es que un bohemio es eso, ésa es la definición: un bolinga alcohólico y gorrón que consigue engatusar a gilipollas liberales ricos para que crean que es una especie de puto intelectual. ¡Es un puto bolinga! Puedes llamarle como te salga del culo, pero para mí no es más que un puto capullo bolinga y un gorrón."







"Sé lo que estarán pensando; una mujer bebiendo a solas. Piensan que soy una prostituta o una mujer fácil. Lo único que hago es enfrentarles con su propio deseo. Eso es lo que no soportan."







"La voz de Bladesey es un chillido agudo e incesante pasado por el filtro del bebercio. -¿Cómo puedes ser racista y gustarte la Motown?- gimotea. -Quiero decir, ¿cómo puedes ser racista y gustarte Marvin Gaye?
-Marvin Gaye no era negro
-¿Cómo puedes decir eso?
-Para mí no era negro. El cabón que le mató de un tiro, ése era negro. Ése era un puto negro.
-¡Pero si fue su padre!
-Sí. Un negro."





"esas chavalillas: como angelitos. Después crecen, ése es el problema. Se convierten en guarras y en putas demierda. Y una guarra es peor que una puta. Al menos con una puta sabes a qué atenerte. ¿Con una guarra? Nunca se sabe, joder."








"Los cabrones estos intentan matarnos con el recorte de horas extra porque saben que nunca hemos podido dormir por las putas noches, nunca hemos podido. Saben que necesitamos dormir muy poco y que lo único que hacemos en la oscuridad es pensar y pensar y pensar. A fin de dejar de pensar tenemos que follar y entonces llegan las complicaciones: financieras tratándose de putas, sociales tratándose de guarras."







"Mi dolor.
Mi dolor.
Maldito sea cualquier dios que azote esa bondad
de espíritu con su más maléfica carga. Maldigamos
cualquier sociedad de seres injustos y desleales que
opte por castigar esa bondad como una debilidad y
que llena esa gran esencia con cinismo y vileza
antes que con más saber y más bondad aún.
¿Cómo puedo perdonarte?
Mas he de hacerlo. Conozco tu historia. Cómo
puedo perdonarte, mas he de hacerlo.
¿He de hacerlo? ¿Cómo
puedo perdonarte. He de
perdonarte. ¿He de hacerlo?
Tu historia"



"(............)Hay que aceptar el lenguaje del poder como
moneda de cambio, pero también hay que pagar un
precio. Tus desesperadas burlas y mofas sólo ilustran lo
grande que ha sido el precio y la plenitud con la que ha
sido pagado. El precio es tu alma. Llegaste a perder
el alma. Llegaste a no sentir."






"Ignoremos a los arrabaleros: esos cabrones obran por cuenta propia. En tanto permanezcan fuera del centro de la ciudad pueden matarse unos a otros todo lo que quieran a base de alcohol barato, fumeque, drogas y comida de alto contenido en colesterol. Tolerancia cero del delito en el centro de la ciudad; laissez-faire absoluto en el interior arrabalero. Ése es el camino hacia delante del trabajo policial en el siglo XXI. Tony Blair ha acertado: mantengamos a esos mendigos borrachines fuera del centro de las ciudades. Desposeídos, alejaos..., no queremos que vengáis a nuestra fiesta."







"Se merece morir, merece verse obligado a cometer suicidio y morir. Como Clell. Sí, si por mí fuera eso es lo que pasaría con los tipos desechos: una especie de selección psíquica natural. Me haría cargo de los outos teléfonos de la esperanza y si uno de esos sujetos lamentables llamase diría: Creo que tienes toda la razón al sentirte desesperado. Dale un respiro al mundo y pon fin a tu miserable vida. Si necesitas ayuda, estaré allí en unos minutos."







"Su voz no es la de la Carole que conocemos. Ahora no hay lugar para las palabras que tanto tiempo estuvo esperando, las palabras que no fuimos capaces de pronunciar, las que quizá habrían supuestouna diferencia. En ausencia de las palabras ella se convirtió en carne, en un depósito para mi semen. Para follar, para hacerse pajas encima. Para forzarla a hacer cosas que de otro modo no habría hecho."