Arriba

Arriba

lunes, 11 de febrero de 2008

La elegancia del erizo / Muriel Barbery


Cuando me lo regalaron por mi cumpleaños mis compañeros de curro, me acojonó bastante. Es de esos libros que vienen envueltos con una tira de papel roja con frases como:
  • Mejor libro de los libreros juegos-reunidos 2007
  • Quincuagésimo-novena edición.
  • No te lo puedes perder!
  • "Una unión de ternura vista jamás de los jamases"
Cosas por el estilo que, a la menda, le tiran bastante patrás cuando te vienen en la portada de un libro. Sobretodo si son recientes.
Y si lo veo en la revista de el Círculo de lectores: ÉCHOME A TEMBLAR.

Eso fue lo que pasó. Mas, ¡en craso error me hallaba!

A pesar de que tengo muy en cuenta mis primeras impresiones con las personas, con los libros es otro cantar,intento no dejarme llevar con los prejuicios.
Qué cojones, claro que me dejo llevar, no me dejo ni un duro en un libro que no me entre por el ojo, pero en este caso:
1. el libro era regalado
2. probablemente me preguntaría antes o después algún compi sobre el libro.
3. además, me gusta saber qué clase de libro ocupa hueco en la estantería.
Total, que le di una oportunidad.

Y me alegro, me ha encantado.

La historia tieneun contexto al más puro estilo 13 Rúe del Percebe pero siendo un bloque de ricachones, en su mayoría, despreciables. Sin embargo se esconden 2 personajes que me parecen entrañabilísimos (bilibérrimos?): la portera y la hija de uno de los matrimonios del bloque. Empezaré a hablar de la segunda, que me cae peor. Es una niña superdotada que devora libros y reniega de todo ese ambiente de ostentación, hipocresía y protocolo. Incluyendo a su hermana la universitaria progre que todo lo sabe, pero no tiene ni puta idea de nada. Así que traza un plan: quemará su casa y se suicidará. Mientras tanto irá rellenando páginas de su diario, en el que no se limita a hacer una cronológica del día a día, sino que reflexiona en forma de Ideas Profundas (alto contenido moral y filosófico)
La primera, mi personaje preferido. Una mujer, ya viuda, que durante toda su vida su único oficio ha sido el de portera. Sacar la basura, decirle sí bwuana a los vecinos, fregar la escalera, hacer la compra, cocinar, coser, etc. Sin embargo oculta algo a todo el vecindario: se ha leído más libros que todos ellos juntos. Su cultura no tiene límites... y trata de disimularlo a toda costa, quiere ser una simple portera, de tal manera que incluso habla mal a propósito (de que...) y se hace la tonta.

A lo largo del libro se irán conociendo y aparecerá un tercer personaje que pasará a ocupar uno de los pisos (fallece el dueño) para darle un vuelco al patio de vecinos, sobretodo a la niña y a la portera.

******Delicioso: literatura, cine, humor, filosofía, ética y sentimiento. Mucho sentimiento.
¡No sus lo perdáis!

¡Quiero un erizo!

******************

"Cuánto mejor sería si compartiéramos unos con otros nuestra inseguridad, si todos juntos nos adentráramos en nosotros mismos para decirnos que las judías verdes y la vitamina C, si bien alimentan al animal que somos, no salvan la vida ni sustentan el alma."




"No puede sentirse segura si no ha aplastado al adversario y si no ha reducido su territorio al mínimo necesario. Un mundo en el que hay espacio para los demás es un mundo peligroso según sus criterios de guerrera de tres al cuarto. A la vez, sólo necesita a los demás para una pequeña tarea esencial: alguien tiene que reconocer su fuerza. Por lo tanto no sólo se pasa el tiempo tratando de aplastarme por todos los medios posibles, sino que, además, le gustaría que le dijera, hundiéndose su espada en la carne de mi cuello, que es la mejor."




"A ella no se le habría ocurrido espontánteamente que alguien pudiera tener necesidad de silencio. Que el silencio le sirva para ir al interior de uno mismo, que sea necesario para aquellos a los que no nos interesa únicamente la vida exterior, no creo que pueda comprenderlo porque su propio interior es tan caótico y ruidoso como una calle llena de coches."



"La verdadera novedad es lo que no envejece, pese al tiempo."





"Cuando estoy angustiada, me recluyo en el refugio. No hace falta viajar; me basta ir a las esferas de mi memoria literaria. Pues ¿qué distracción hay más noble, qué compañía más distraída, qué contemplación más deliciosa que la de la literatura?"






"Tiene la elegancia del erizo: por fuera está cubierta de púas, una verdadera fortaleza, pero intuyo que, por dentro, tiene el mismo refinamiento sencillo de los erizos, que son animalillos falsamente indolentes, tremendamente solitarios y terriblemente elegantes."





"Y, camino de mi casa, me he dicho:desdichados los pobres de espíritu que no conocen ni el trance ni la belleza de la lengua."





El deseo! Nos empuja y nos crucifica, llevándosenos cada día al campo de batalla donde, la víspera, fuimos derrotados, pero que, al alba, de nuevo se nos antoja terreno de conquistas; nos hace construir, aunque hayamos de morir malana, imperios abocados a convertirse en polvo, como si el conocimiento que de su caída próxima tenemos no alterara en nada la sed de edificarlos ahora."






"Lo de que 'me escondo' de hecho ni siquiera es verdad: me aíslo allí donde no puedan encontrarme."





"Quizá estar vivo sea esto: perseguir instantes que mueren."




"Es un espacio fuera del tiempo en el tiempo...
¿Cuándo he experimentado yo por primera vez este abandono exquisito que sólo es posible entre dos personas? La quietud que sentimos cuando estamos solos, esa certeza de nosotros mismos en la serenidad de la soledad no son nada comparadas con este dejarse llevar
, este dejarse llegar y dejarse hablar que se vive con otro, en cómplice compañía... ¿Cuándo he experimentado por primera vez esta relajación feliz en presencia de un hombre?